sábado, 7 de septiembre de 2013

¿Cómo cagar con estilo?


   Ni tú eres tan listo, ni los demás son tan tontos. Si te disculpas diciendo que tienes que ir a atender una llamada importante, vas hacia el baño del restaurante y vuelves con la cara como un tomate, oliendo raro y con las manos mojadas, nosotros sabemos lo que has hecho amigo.

Has cagado, y ahora evitamos mirarte o darte la mano.

Y la tía de la mesa de al lado... ¿Sabes por qué no se ha acabado su postre? Por la misma razón, porque has cagado.

En un futuro, caga en tu casa, que es donde mejor se caga. 

   En caso de que estés con buenos amigos, también es válido cagar en un parque, habrá un par de risas aseguradas, y más si no llevas papel y les mandas a ellos en misión de exploración a buscar hojas por el suelo, pero que no estén ni recién caídas, porque sino la mierda lo único que hará será extenderse a lo largo de tu culo y muy poca quedará en la hoja, ni muy secas, porque sino se te romperá en la mano y correrás el riesgo, aparte de mancharte la mano con tu propias heces, de que algún trocito de hoja dura que se te clave en el culo, y dudo que ninguno de vosotros quiera eso.

Volviendo al tema de cagar en tu casa, preferiblemente por la mañana o por la noche (ideal sería que lo hicieras antes de una ducha). Cagar es un asunto serio, no es algo que lo puedas hacer con cualquiera en cualquier sitio.

Important business bro.

0 opiniones:

Publicar un comentario

 
;