miércoles, 11 de septiembre de 2013

¿Por qué nos parecemos cada vez menos a nuestras fotos de Facebook?



   Desde que le doy más uso a Facebook, me agrega gente, gente de mi ciudad, gente que algún día vi por ahí y gente que no conozco. Los acepto a todos, me gusta que haya variedad, ¿y quién soy yo para negarme?
 Mirando las fotos de cada uno, no solo las de perfil, porque en esas todos salimos estupendamente, y examinándolas con detenimiento me suelo imaginar un escenario con toda esa gente junta. El escenario que me vino a la mente fue una piscina, no sé por qué, simplemente me vino a la mente eso. Podría describirlo, bueno, de hecho es lo que pretendía hacer.

   Me imagino a mi, en una piscina pública, rodeado de estos personajes. Desde mi sitio puedo ver al tío que parece que le hayan hinchado con aire, como cuando vas a una gasolinera a hinchar las ruedas de tu coche. También puedo ver a una ex-diva, con unas tetas que hacen daño al mirarlas, y no en el bueno sentido. También está el tío que parece que se haya comido a sus dos hijos antes de venir a la piscina. No podía faltar el culturista frustrado, que contrae sus músculos hasta que se le hinchan las venas del cuello, mientras se come un helado con cierta forma fálica. Hasta está aquí una ex-profesora mía, que está molesta porque a su lado se está bronceando un tío que le ignora totalmente. Ahí está la chica que se llena de oro para venir a la piscina. No podrían faltar los adolescentes con problemas de acné.  Esa es la fauna general. 

   Y se me ha ido todo el escenario a la mierda. Os preguntaréis ''¿Por qué?''.
Es simple. Porque todas esas personas, en Facebook, son totalmente diferentes, parecen otras. Si esto hubiese pasado en la vida real, no habría reconocido a ninguno de ellos.

   ¿Por qué no?

   Porque ese gordo, que parecía que se hubiese comido a sus niños, solo sube fotos de cuello para arriba en Facebook. La tía con las tetas no muy agradables, lo disimula con relleno en el sujetador. Los adolescentes que parecen que les hayan atropellado la cara una rueda con cadenas para el invierno, salen en Facebook con un cutis nítido, tanto que parece el culo de un recién nacido parido por una virgen preñada por una paloma.

   ¿Por qué hacen eso? ¿Por qué se pintan tan bien en Facebook? ¿Qué quieren demostrar? ¿A quién quieren engañar?

   No tengo 5 años, bueno sí, pero 4 veces y algo. Yo personalmente si quedara con alguien que no conociera en la vida real, y se me presenta diferente, no me haría mucha gracia. Creo que a nadie le gusta que le engañen.

Capullos.



0 opiniones:

Publicar un comentario

 
;