miércoles, 18 de septiembre de 2013

Ventajas de casarse con la comida.


   El otro día estaba teniendo un debate acerca del matrimonio con un buen amigo mío, Diego. Llegamos a la conclusión de que si nos casáramos algún día, sería con la comida. La comida nunca te falla, siempre y cuando haya comida, claro está.

   - Al casarte con la comida, no solo te casas con un tipo de comida, sino con toda la variedad existente y que queda por existir, por lo tanto está permitida la poligamia.

   - Una hamburguesa no estará celosa porque te vayas a comer primero una pizza, no hay celos en este matrimonio, todo el mundo está contento.

   - Es un amor que te da la vida, pero literalmente. ¿A que eso es amor de verdad?

   - Siempre estará ahí, en tus ratos tristes, en tus ratos felices, en tus ratos normales, en tus rato aburridos, en definitiva, te acompañará en los momentos más importantes de tu vida.

¡Por el matrimonio con la comida!




0 opiniones:

Publicar un comentario

 
;