domingo, 5 de enero de 2014

Deseo ser una tía.


   Siempre he pensado que ser tía debe ser la hostia, tienen muchas ventajas, como por ejemplo:

- Las tías pillan cachos mucho más fácil, sin ir más lejos, una tía, pongamos que está en una discoteca, le dice a un tío que si se quiere liar con ella y el tío seguramente acepte. Voy yo a una discoteca y le digo a una tía que si se viene al baño conmigo y me cruza la cara, me tira la copa encima, luego el novio me da un par de toñitas y tras todo ese calvario los seguratas me arrastran hacia la puerta para echarme y seguro que por el trayecto un tío borracho me vomita encima.

- Las tías pueden dar besos e ir de la mano con sus amigas y que nadie se cuestione su sexualidad. Yo me doy un beso con un amigo e igual aparecen de la nada un par de nazis y me dan una paliza skin.

- No tener que afeitarse la puta cara, bueno, hay casos y casos de tías, ahí ya no me meto, yo hablo a modo general. 

- Te dejan pasar primero y te abren la puerta, bueno, yo personalmente muchas veces disfruto de esta ventaja, así que no me quejo.

- Te puedes poner ropa de tía y nadie te lo recriminará.

- Si estás en el Titanic te librarás.

- Siempre puedes recurrir al dolor de cabeza para deshacerte de algunos quehaceres, si eres hombre y pones esa excusa, corres el riesgo de que te llamen marica.

-  Consiguen pasar gratis a discotecas, pero bueno, ahora que lo pienso esto no siempre es una ventaja, te dejan pasar gratis a una discoteca, sin copa, si quieres beber algo no te queda otra que comprar una copa o conseguir que algún pobre tonto te pague una Fanta con la esperanza de que le harás una mamada salvaje, la mamada de su vida, en los baños, esos baños que está el suelo lleno de meado, huele a mierda y si tienes suerte, igual te encuentras con algún vómito por el suelo también. Si no encuentras a tal pringado, tienes que comprarte una copa, que vale lo mismo que la entrada, con la cual ya te daban una copa. Aparte de eso, corres el riesgo de ser toqueteada por toda clase de baboso que se aprovecha de la ventaja de estar dentro de una multitud.

   Quizás no haya tantas ventajas en ser tía, si pensamos en la regla, ese chorro de sangre y restos de ovulo que te sale mensualmente del potorro, el dolor del parto, no tener tanta facilidad por mear en el sitio que te plazca, etc...

   Añadiendo el hecho de que vivimos en una sociedad aún bastante machista, pues ser hombre no es tan malo oye.




Entrada con toques machistas, igual deberías leer esto: Hablemos de Feminismo. 

1 opiniones:

Anónimo dijo...

Vaya...bonita reflexión de la mujer. Pero un pequeño natiz insignificante. Las mujeres tenemos miles de cosas buenas y esas que has citado tú no entra NINGUNA entre ellas.
Por lo demás, una entrada divertida con un sentido del humor que pocas personas entienden. Me alegro de comprenderlo.

Besitos.

Publicar un comentario

 
;