martes, 25 de febrero de 2014 0 opiniones

Los hombres van al gimnasio por los chochitos.



   Hace unos días estaba hablando con un amigo acerca de unos gimnasios. Seguramente volvamos a hablar de ello cuando nos veamos, así que me he propuesto mantener tal conversación con un par de argumentos, los cuales los voy a enumerar aquí. ¿Quién? ¿Qué? ¿Cómo? ¿Tarifas? Esto era lo que rondaba por mi cabeza, hasta que, así como el que no quiere la cosa, ¡se me apareció la puta Virgen! He descubierto que no existen cosas malas o buenas que decir acerca de un gimnasio. Existe solo el tipo de tías que acuden a ese gimnasio. Los chichitos, como muchos las llamamos...

   A raíz de eso he recordado la multitud de conversaciones que he tenido con otras personas. Ya sabes, ese tipo de conversación en la cual hablas de todo un poco. Y cada vez que se menciona algún músculo del cuerpo, viene también la conversación acerca de gimnasios: ''¿Tú a cuál vas?, yo voy a ese, tienen buenas máquinas pero no tienen eso, en el mio tienen eso pero no tienen lo otro, en el mio huele un poco mal en los vestuarios, tengo instructor, el mio tiene sauna, ¿ah sí?, sí y es la hostia, ¿y cuánto vale?, *suma de dinero*, ah pues iré a preguntar...''.

Y siempre, bueno, casi siempre ¿vale?
La conversación acaba en un :''generalmente yo voy a X hora, que a eso hora vienen unos chochitos que se me hace la boca agua''.

¿Entendéis?

No los aparatos, ni los precios, tampoco el vestuario, ni la ubicación o el mismo instructor cuentan.

Cuentan los chochitos.

   No porque les vayan a entrar. No porque tengan posibilidad alguna de follarlas. Simplemente porque es más guay. ¿Por qué mirarse a si mismo en el espejo cuando puedes mirar algún buen chochito? ¿Por qué mirar al televisor? Están ahí porque no están a gusto con su cuerpo, y cualquier cosa que les pueda levantar la moral les viene como anillo al dedo. Como el alcohol no va muy acorde con el gimnasio... pues los chochitos.

   Y hay otra cosa. Un secreto abrumador: en presencia de unos chochitos, los hombres son más hombres:

  • El típico: ''No pongas tanto peso, ¿acaso quieres que me dé un chungo aquí o qué?'' se convierte en: ''Pon otros 10 kg, quiero hacer al menos 5 repeticiones'';
  • Eres más puntual: si los chochitos despampanantes llegan a las 6, harás lo imposible para llegas a las 6 menos 10;
  • Eres más serio: cuando en la sala solo hay chicos, solo el fuego en medio de todos falta para que eso parezca un campamento de niños, los insultos amigables y las patadas en el culo son algo habitual;
  • Eres políticamente correcto a la hora de hablar: los rugidos de orangután y aquel ''Me cago en X'' que precede a la última serie, se convierten en un decente: ''uff...''
  • Desarrollas el auto-control: descubres que puedes estar metiendo tripa durante más de una hora;
  • Eres más cuidadoso con tu saludo: si los chochitos se toman batidos, bebidas energéticas o barritas de cereales, de repente pareces muuuuy interesado en sus efectos y al día siguiente lo compras tú también.
  • Pensando en ellas, follas mejor lo que ya tienes.
   ¿Os dais cuenta? ¿Os dais cuenta como el gordito relajado que iba al gimnasio solo para que no le tacharan de cerdo, solo por aparentar, se transforma, gracias a los chochitos del gimnasio, en un tío con una rutina diaria bien organizada, disciplinado, interesado en superarse a si mismo, que cada vez mejora su alimentación gradualmente y cuenta con una condición física buena, que cada vez va a mejor?

   Más o menos esto es todo. Si tienes un gimnasio, que le jodan al marketing. Ofrece sesiones gratuitas a los hombres, en las horas en las que vienen los mejores chochitos. Y ya está. Te garantizo que el gimnasio que llegue se dé a conocer el primero con que tiene los mejores chochitos entre sus clientes, será el que más lleno esté.


miércoles, 19 de febrero de 2014 0 opiniones

Hablando de la película de Facebook


   Hace un tiempo vi un documental. Una familia de la India tenía seis niños. Todos trabajaron durante un mes para que el más ''guapo'' de todos ellos pudiera pagarse grabar un vídeo de sí mismo interpretando a un personaje de una película. El plan era convertir al crío en un actor, y que después mantuviera a la familia. 

   La gente de la India está obsesionada con las películas. Niños de 5 años bailando entre la mierda de la calle, imitando a las estrellas de Bollywood. Los críos participan en castings como voy yo a cagar, con bastante frecuencia, gracias a mi buen tránsito intestinal. El indio menor de 18 años tiene como único plan en su vida salir en una película. 

   En ésta idea se ha basado Zuckenber (el dueño de Facebook), cuando ha lanzado ''My Facebook film''. Nos ha tomado por indios y nos ha ofrecido una aplicación que hace un vídeo penoso con las fotos que has subido a lo largo de tu estancia en la red. Una gilipollez, y he de reconocer que ha sido una gilipollez en la que yo también caí, ahora no me queda otra que sentirme un poco estúpido, pero al menos yo tenía una causa. Publiqué el vídeo porque en la sección de ''Publicaciones que más han gustado'' estaba esto:


Exacto, me dejé Facebook encendido por ahí y pusieron que era gay. Las chicas se escandalizaron y los gays lloraron de la alegría. Bueno, en verdad nada de eso último pasó, por si algún alma crédula se lo tragó.

Como iba diciendo, una gilipollez, una gilipollez que podríais hacer en cualquier momento más bien. Desde un punto de vista técnico, hasta un programa cutre como el editor de vídeos de Windows serviría para hacer un vídeo así, e incluso mejor. Pero eso no importó. Millones de usuarios publicaron sus nuevas películas. ¡''Películas'' tío! Con esta palabra has captado a todos los tontos. La gente se sentía orgullosa, como si hubiese actuado en El Silencio de los Corderos. También he podido observar, bastante estupefacto, que entre toda esa gente, había gente ''ok'', gente a la que creía que conocía. ¿A ninguno se le pasó por la cabeza la pregunta: ''¿Por qué tengo que hacer yo esto, hoy, como si fuera una orden, solo porque es lo que quiere Zuckerberg?'' ?

   Así que ya no digo nada. Me siento como un anacrónico. Eso y estúpido. Y eso me lleva a pensar qué será lo siguiente: ¿Una aplicación en la que introducirás el número que calzas y que hará un vídeo que te mostrará cómo te ha influenciado a lo largo de tu vida el número 44?






martes, 11 de febrero de 2014 0 opiniones

El tonto de las redes sociales.


   El tonto de las redes sociales está de acuerdo con todo lo que pasa. ¿Ha muerto Michael? ''Oh, qué gran cantante era...''. ¿Ha muerto Paul Walker? ''Oh, qué gran actor era...''. ¿Alguien dice que si no adoptan un perro será sacrificado? ''Oh, pobrecillo...'' ¿Se recauda dinero para la gente sin techo? ''Me gusta''. 
   En la vida real, éste tipo de hipócrita que las redes sociales ha acunado ni escucha Michael, ni conocía el nombre de Paul Walker antes de su muerte, no le daría ni una galleta a un perro callejero y la ropa que se le queda pequeña ni se molesta en donarla. 
   El caso es quedar de buena persona y bondadoso ante los demás.

jueves, 6 de febrero de 2014 0 opiniones

Trve Metalhead.


   Buenos días, he vuelto. 
   
   Vamos a hablar acerca de un tema muy especial. Estoy seguro de que la gran mayoría de vosotros habéis sido vacilados por los metaleros ''true'', que os han dicho que vosotros no sois ''true'' porque no escucháis la misma música que ellos escuchan. Exacto, aquellas personas que se creen ''trve'' y los padres del metal solo porque tienen discos y camisetas de sus grupos preferidos. Son los mismos que afirman que solo los grupos de los años 80 hicieron música de calidad. Seguro que os habéis encontrado con arrogantes de este tipo. El hecho de que seas más mayor, el hecho de que escuches otros grupos diferentes de los que se escuchan ahora, el hecho de que tengas más discos, más camisetas, más merchandising en general y el hecho de que te gusta dejar en ridículo a los que acaban de empezar a escuchar este tipo de música, esto no te hace un metalero, rockero, como quieras llamarte, true.  
 Hay otro tipo de arrogantes estableciendo unas pautas a seguir para que te llamen ''Rockero'', como por ejemplo:

- ¿Eres rockero y no fumas?

- ¿Eres rockero y no bebes? ¿Qué tipo de rockero eres tú? Dios mío...

- ¿Eres rockero y no te has comprado ningún disco? 

- ¿Eres rockero y crees en Dios?

   ¿Quién establece qué requisitos tienes que cumplir para ser llamado ''Rockero''? ¿O desde cuándo tenemos que tener tales requisitos? Escuchamos un género musical, yo creo que con eso basta, ¿no? ¿O acaso yo ahora si no escuchara grupos de los años 80, no porque dijera que no son buenos, simplemente porque no me llamaran la atención, no podría ser llamado ''Rockero'' o ''Metalero''? ¿Y qué? Escucha lo que te guste. Y otra pregunta: ¿Por qué tenemos que cumplir estos requisitos para poder ser llamados de determinada manera? No lo entiendo, alguien que vaya trajeado, con el pelo corto, afeitado, elegante y que sea abogado, por ejemplo, y escucha grupos de Rock y Metal, ¿qué pasa con él? ¿No es suficientemente ''true''? ¿Y acaso a quién le importa?

   Ahora existe ese tipo de metalero, arrogante también, que se mete con los chavales de 12-13 años que apenas acaban de empezar a escuchar este tipo de música. El que les dice cosas como: ''Tú aún no sabes cómo va la cosa''. Intentan hacerse los interesantes pero quedan como gilipollas. Claro que no saben cómo va la cosa, acaban de empezar en esto, no hace falta que recalques los hechos Capitán Obvio. 

   También está ese tipo de rockeros frustrados, que se tiran todo el día en las redes sociales, observando lo que la gente va publicando y buscando una oportunidad en la cual él pueda contradecir a la otra persona para mostrar su ''superioridad'' y que él está en lo cierto. Ese es el típico caso del butt hurt que la gente evita fuera de las redes sociales, y probablemente tenga muy pocos amigos que se parecen a él.

   ¿La solución en estos casos?
Déjales ser ''Trve'', a vosotros no os afecta con nada.

   Ahora otro tema relacionado con la bebida, ya que lo mencioné antes. Aquellos metaleros que dicen: ''Oh yo bebo hasta que no puedo más, he nacido para beber y sin bebida no es lo mismo''. Vale, ¿y cuál es la parte buena acerca de esto? Decís esto fardando y no suena muy bien... Acabas de decir algo así: ''Soy un borracho de mierda''. Wow. Es un entretenimiento de dos pares de cojones beber hasta no saber ni dónde estás, olvidar dónde vives y arrastrarte hacia donde crees que está tu casa, pero sin llegar, y que alguien te despierte a la mañana siguiente tras quedarte dormido en la puta calle. Una situación de la hostia supongo, una aventura inolvidable, digna de contar a tus nietos, ¿no?

   Por imbéciles arrogantes de este tipo, ni siquiera me importa que me llamen ''Rockero'' o no, puedo vivir igual de bien sin esa etiqueta. Yo escucho mi música. Pero no creo que deberíamos establecer unos requisitos, dado que escuchamos el mismo género de música, ¿no deberíamos ser un grupo más unido indiferentemente de nuestras creencias religiosas o el modo de vestir? Podríamos ahorrarnos muchos conflictos. Está claro que no hay ningún grupo sin conflictos, es casi imposible, pero podríamos ahorrarnos muchas gilipolleces.

   No he querido insultar a nadie con esta entrada, si te has sentido ofendido, es que eres un gilipollas de los que he mencionado ahí arriba, así que haz lo que quieras, recapacita, vota mi entrada con un pulgar para abajo, deja un comentario lleno de furia, ¿a quién le va a importar? 
A mi no.



 
;