miércoles, 19 de febrero de 2014

Hablando de la película de Facebook


   Hace un tiempo vi un documental. Una familia de la India tenía seis niños. Todos trabajaron durante un mes para que el más ''guapo'' de todos ellos pudiera pagarse grabar un vídeo de sí mismo interpretando a un personaje de una película. El plan era convertir al crío en un actor, y que después mantuviera a la familia. 

   La gente de la India está obsesionada con las películas. Niños de 5 años bailando entre la mierda de la calle, imitando a las estrellas de Bollywood. Los críos participan en castings como voy yo a cagar, con bastante frecuencia, gracias a mi buen tránsito intestinal. El indio menor de 18 años tiene como único plan en su vida salir en una película. 

   En ésta idea se ha basado Zuckenber (el dueño de Facebook), cuando ha lanzado ''My Facebook film''. Nos ha tomado por indios y nos ha ofrecido una aplicación que hace un vídeo penoso con las fotos que has subido a lo largo de tu estancia en la red. Una gilipollez, y he de reconocer que ha sido una gilipollez en la que yo también caí, ahora no me queda otra que sentirme un poco estúpido, pero al menos yo tenía una causa. Publiqué el vídeo porque en la sección de ''Publicaciones que más han gustado'' estaba esto:


Exacto, me dejé Facebook encendido por ahí y pusieron que era gay. Las chicas se escandalizaron y los gays lloraron de la alegría. Bueno, en verdad nada de eso último pasó, por si algún alma crédula se lo tragó.

Como iba diciendo, una gilipollez, una gilipollez que podríais hacer en cualquier momento más bien. Desde un punto de vista técnico, hasta un programa cutre como el editor de vídeos de Windows serviría para hacer un vídeo así, e incluso mejor. Pero eso no importó. Millones de usuarios publicaron sus nuevas películas. ¡''Películas'' tío! Con esta palabra has captado a todos los tontos. La gente se sentía orgullosa, como si hubiese actuado en El Silencio de los Corderos. También he podido observar, bastante estupefacto, que entre toda esa gente, había gente ''ok'', gente a la que creía que conocía. ¿A ninguno se le pasó por la cabeza la pregunta: ''¿Por qué tengo que hacer yo esto, hoy, como si fuera una orden, solo porque es lo que quiere Zuckerberg?'' ?

   Así que ya no digo nada. Me siento como un anacrónico. Eso y estúpido. Y eso me lleva a pensar qué será lo siguiente: ¿Una aplicación en la que introducirás el número que calzas y que hará un vídeo que te mostrará cómo te ha influenciado a lo largo de tu vida el número 44?






0 opiniones:

Publicar un comentario

 
;